Press the l key to open the language menu.
Skip Main Navigation and go to Content

Nota: el implante de retina proporciona estimulación para inducir la percepción visual en personas ciegas.

Glosario

Córnea: la parte externa transparente del sistema de enfoque del ojo, situada en la parte frontal del ojo.

Enfermedad degenerativa de la retina: una enfermedad, como la retinosis pigmentaria, en la que la función o la estructura de los tejidos o el órgano afectados se deterioran progresivamente con el tiempo.

Prótesis epirretinal: un implante que se coloca sobre la retina a diferencia de los implantes «subrretinales» que se colocan debajo de la retina.

Fóvea: el centro de la mácula, es donde se proporciona la visión más clara y se utiliza al leer.

Iris: la parte coloreada del ojo situada detrás de la córnea que regula la cantidad de luz que entra en el ojo, como lo hace el obturador de una cámara.

Cristalino: un disco transparente situado detrás del iris que ayuda a enfocar la luz o una imagen en la retina.

Mácula: la zona pequeña y sensible de la retina que proporciona la visión central. Está situada en el centro de la retina y contiene la fóvea.

Nervio óptico: un conjunto de más de un millón de fibras nerviosas que transportan mensajes visuales de la retina al cerebro.

Pupila: un orificio en el centro del iris que permite que la luz entre en el ojo y llegue a la retina.

Fotorreceptores: las células de la retina que se conectan con otras células nerviosas para transmitir información visual al cerebro. Los bastones controlan la visión nocturna y los conos la visión en color.

Retina: una delgada capa de células en la parte posterior del globo ocular que convierte la luz en impulsos nerviosos que llegan al cerebro.

Retinosis pigmentaria: la retinosis pigmentaria (RP) es una enfermedad que produce la degeneración de los conos y los bastones de la retina y una de las principales causas de la ceguera hereditaria. Los síntomas pueden aparecer en la adolescencia, pero los problemas graves de visión no suelen aparecen antes de alcanzar la edad adulta. En las primeras fases de la enfermedad, las personas con RP experimentan pérdida de visión nocturna y mayor dificultad para ver en condiciones de poca iluminación. A medida que progresa la enfermedad, las personas con RP comienzan a perder la visión periférica y a desarrollar una «visión en túnel». En las etapas más avanzadas, una persona con RP puede volverse totalmente ciega. Otras formas de RP y enfermedades relacionadas son entre otros, el síndrome de Usher, la amaurosis congénita de Leber, la distrofia de conos y bastones y el síndrome de Bardet-Biedl.

Créditos: National Eye Institute, National Institutes of Health para determinados términos del glosario